Blog

Parque infantil

Este invierno decidimos colocar un parque infantil para uso de nuestros clientes más pequeños. Incluye dos columpios, una cuerda de escalar y una caseta. Son de la marca Durlang y cuentan con su garantía.

Casi sin terminar de montar, nuestra hija decidió casarse  el día 12 de julio y utilizar la finca de la casa rural para el banquete y la fiesta posterior.  Allanamos una superficie de más de 300 metros cuadrados, zona en al que se sirvió un catering para 193 invitados. Para ello decidimos quitar el parque y guardarlo. Pasada la boda lo hemos vuelto a reubicar. Ahora disponemos en la finca, además de los merenderos abiertos y cerrados y verdes y floridos jardines, de una amplia llanura con césped y columpios donde jugar y disfrutar. Hemos añadido también mesas y sillas donde descansar al fresco.

En las imágenes puede verse como ha quedado la finca y la ubicación actual del parque infantil ¡Esperamos que los niños disfruten ahora aún más que antes de nuestro extenso jardín!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

El encanto de las cosas sencillas

El sábado subimos esta foto a nuestra página de Facebook.

WP_20140524_008

Son María Antonia y Javier, los dueños de la casa rural, llevando a su nieto a ver las ovejas en las eras de Espeja de San Marcelino, nuestro pueblo.

Las ovejas son de Jesús, el pastor de Espeja, de quién un fotógrafo experimentado hizo un reportaje hace ya unos años. Lo tenéis aquí.

Ha sido con diferencia la publicación más exitosa que hemos hecho en esa red social desde que abrimos la página en 2010. La han compartido 5 veces y tiene unos 70 «me gusta». Puede parecer poco comparado con las cifras de grandes empresas, pero teniendo en cuenta que somos una empresa familiar en un pueblo poco conocido, con 56 habitantes censados, muchos de los cuales no conocen Facebook, a nosotros nos parece enorme.

 

Las cosas sencillas

La foto la tomé yo, Silvia, la hija de María Antonia y Javier. El niño es mi sobrino.

Nací en Madrid donde trabajaban mis padres, que ahora han vuelto al pueblo. Pasé gran parte de los fines de semana y vacaciones de mi infancia en ese acogedor rincón de la provincia de Soria llamado Espeja, he tenido épocas de ir más y menos a menudo, pero siempre he mantenido la conexión con el campo y la necesidad de cambiar la ciudad por la naturaleza frecuentemente.

Cuando voy al pueblo me gusta recorrer los lugares con más encanto tomando fotos para esta página web. Esta foto la tomé para mi misma, porque me parecía una escena tierna y un buen recuerdo para mi sobrino. La subí a Facebook porque esta semana no había tenido tiempo de hacer muchas más fotos, y porque me parecía bonita aunque pensaba que no causaría gran interés.

Para mí es algo muy normal. De pequeña a mi también me llevaban a ver animales, y al pinar a por setas y a por piñas. En cuanto crecí un poco me dejaron mucha libertad por el el pueblo, iba con la bici donde quería, iba a ver los animales, corría por el frontón, iba de puerta en puerta llamando a casas de mis amigas..

Mi mejor amiga, de Madrid, no tiene pueblo. Cuando era pequeña vino con nosotros a Espeja un fin de semana, y en el camino de repente gritó «¡un tractor!». Lo recordaré siempre. Para ella era la primera vez que veía maquinaria agrícola, y para mí la primera que me daba cuenta de que no todo el mundo había vivido lo mismo que yo.

Cada vez hay más gente «sin pueblo». Pero la gente necesita la naturaleza, su tranquilidad, su ritmo lento y su belleza. Creo que a eso se debe el auge de las casas rurales. Por un lado, proporcionan un sitio donde reunirse con los amigos y la familia a precios muy competitivos. Por otro, permiten disfrutar del aire libre, la libertad, las cosas sencillas y los pequeños placeres de la vida rural que aún persiste en estas pequeñas aldeas.

 

Y por eso..

Nos encanta que venga gente a nuestro pueblo. Que lo conozca, que lo disfrute, y que no lo deje morir. María Antonia siempre que puede lleva a los niños a ver a sus gallinas, igual que hace con su nieto.

Espero que esta imagen de un niño descubriendo el campo se repita muchas, muchísimas más veces. Siempre.

Un día por los alrededores de Espeja de San Marcelino

El jueves 1 de mayo aprovechamos que era festivo, que los días son largos y que hacía un tiempo estupendo para hacer muchísimas cosas por los alrededores de Espeja de San Marcelino. Por la mañana subimos al Castillo, desde donde podíamos ver al noreste la Sierra de Costalago, que por la tarde visitaríamos.

sierra de costalago

También aprovechamos para hacer unas fotos a la Pasarela y al desfiladero de la Torca, y revisar el caché que tenemos ahí colocado.

pasarela

torca

Al llegar a la atalaya sobre el castillo nos encontramos con cinco buitres volando por encima y por debajo nuestro, sobre Fuente las Mozas.

buitre

buitres 2

Como vimos que el río Espeja llevaba mucha agua, quisimos ver las pequeñas cascadas que se forman en Fuente las Mozas. Por ello, bajamos hasta este paraje, donde empieza la vía ferrata que atraviesa el desfiladero de la Torca.

fuente las mozas

fuente las mozas 4

praderona

Para acabar la mañana y hacer hambre antes de la hora de la comida, decidimos hacer uno de los recorridos de los senderos por la Sierra del Noroeste Soriano PR-SO6. Subimos por la Rasa, el monte al noreste de Espeja de San Marcelino, disfrutando de las vistas hacia el Pico de Navas y Cabeza  el Aro en la Sierra del Parque Natural del Cañón del Río Lobos. Al rato penetramos en el pinar y seguimos las indicaciones del sendero hasta el Chozo de la Barga, para llegar hasta Peña Lartiruela, donde tenemos colocado otro caché.

acantilado de santa ana

chozo la barga

lartiruela 2

lartiruela

Después continuamos por el camino de la Peña Lartiruela, girando por el primer sendero a la derecha hacia Orillares. Ahí nos encontramos con este curioso cruce de caminos, en los alrededores de Espeja, y continuamos el paseo hacia Orillares.

cruce de caminos

Finalmente descendimos por el camino forestal que sale a las Piñuelas desde el pinar. Las Piñuelas son unas formaciones rocosas en lo alto de la carretera entre Espeja de San Marcelino y Orillares, donde muchas veces los aldeanos, especialmente los más jóvenes, paramos a hacer un alto en el camino o ver las estrellas.

espeja piñuelas

Volviendo hacia el pueblo, estuvimos un rato viendo pastar a las vacas en el paraje llamado La Mata, e hicimos unas fotos en el entorno  de las eras. Las eras son una explanada donde antiguamente se trabajaban los cereales, y a día de hoy se amontonan. Cuenta con una báscula donde se pesan las cargas de los remolques.

vacas espeja

báscula

En la parte baja de las eras, al otro lado de la carretera y junto a un arroyo está el cementerio. Tras él, el monte de San Cristóbal.

cementerio

Para rematar la mañana, pasamos por la plaza a ver cómo están las cáscaras de huevo de las marzas, y una visita a la asociación cultural Espexa, donde nos reunimos, jugamos al billar, futbolín o a cartas, charlamos y tomamos algo los que estamos por la zona.

espeja 3

espeja 4

Después de comer, descansar y renovar fuerzas, por la tarde decidimos acercarnos a Costalago, una extensa pradera donde pasta numeroso ganado, protegida como parte del Parque Natural del Cañón del Río Lobos. Entre marzo y septiembre pueden observarse  alimoches (Neophron percnopterus) entre otras aves. Aquí os contamos cómo llegar.

costalago 6

costalago 5

Antiguamente los habitantes de Espeja  acudían a Hontoria del Pinar para vender legumbres, comprar ropa o a coger el tren. Iban andando o con caballerías, cruzando la sierra, iniciando la subido por el paraje denominado Los Cubillos. La senda estaba muy abandonada pero recientemente se ha limpiado y señalizado con marcas de color verde.

costalago 7

Si se asciende por la pista forestal que lleva de Espeja a Hontoria se llega al Portillo, donde se ha preparado el mirador de Costalago. Desde este mirador se divisa el valle, las sierras del entorno, y en días despejados incluso las sierras de Guadalajara, Segovia y Madrid.

costalago 2

costalago

Desde aquí continuamos el camino hacia el Pico de Navas, parando en el pico denominado Cabeza el Aro, desde donde se tienen unas impresionantes vistas del entorno. No continuamos hasta el pico de Navas porque teníamos otros planes, pero os recomendamos toda la senda por el borde sur de la Sierra, entre el Portillo y el Pico de Navas, que aparece en el mapa como «Ruta 2».

Mapa sendas cañón del río lobos

A la vuelta fuimos a por setas, y cogimos perrechicos y senderuelas. Ambas son setas que salen en «corros de brujas». Los perrechicos  (calocybe gambosason blancos y con el pie gordo, y se suelen comer en revuelto, mientras que las senderuelas  (marasmius oreadestienen un pie muy fino que no se come (porque no se ablanda) y están exquisitas salteadas con ajo.

perrochicos 2

perrochicos

Como colofón a este gran día, nos acercamos a ver los caballos de Isma, y subimos a la casa rural a ver si los clientes necesitaban algo. Nos llevamos una grata sorpresa, y es que las niñas que estaban pasando allí el puente habían estado usando los caballitos de madera que tenemos y los habían dejado colocados como si hicieran una carrera, compitiendo contra el carro.

caballos

caballitos de madera

Finalmente, os recordamos que este fin de semana (9 al 11 de mayo) tenemos una casa libre. Aprovechad lo precioso que está el campo, la cantidad de cosas por disfrutar que tenemos, y venid a visitarnos. Sólo 250 euros para 10 personas, con leña, sábanas y toallas incluidas.

Actualización agosto 2015: Varios voluntarios del pueblo han limpiado la senda entre Espeja y Hontoria, con lo que ya es fácilmente accesible, y está indicada con dos marcas horizontales verdes. Tenéis el recorrido completo aquí 

Pingada del Mayo 2014 en Espeja de San Marcelino

El sábado 3 de mayo celebramos la pingada del Mayo en Espeja de San Marcelino.

Los Mayos son una fiesta primaveral que se celebra en muchos lugares de Europa, y una de las celebraciones más características de la comarca de pinares. En esta zona consisten en alzar un pino en algún lugar destacado del pueblo.

Al igual que las marzas, esta fiesta solía estar a cargo de los mozos, que pingaban el Mayo empujando «tijeras» (dos troncos de madera unidos en ángulo). A día de hoy participa todo el pueblo y se emplean tractores y otras máquinas para ayudar a elevar el pino de forma más fácil y segura, y para compensar la falta de jóvenes.

Cada año el Ayuntamiento concede permiso a los pueblos para cortar uno de estos pinos. Antiguamente el árbol se conservaba pingado todo mayo junto al frontón de Espeja, en lo que llamamos «el trinquete», y después los mozos vendían la madera para pagarse una merienda. Actualmente al acabar mayo la madera de este pino se corta para usar como leña en la asociación cultural Espexa.

Lo primero es descubrir el hoyo donde se colocará el pino. En la actualidad en Espeja y muchos otros sitios hay un pozo de hormigón, que asegura que el pino no se moverá durante todo el mes.

pingada del Mayo 01

El día escogido, antes el primer día de mayo, entre todos se selecciona un «buen» pino, es decir, uno alto y recto.

pingada del Mayo 02

Después se corta, haciendo una cuña para asegurar que caiga hacia el lado deseado.

pingada del Mayo 03

Tras esto hay que cortar las ramas más bajas del pino, dejando sólo el extremo superior o «Picota».

pingada del Mayo 04

Antes el pino se llevaba a hombros, con mulas, o en carros, pero a día de hoy lo llevamos sobre el remolque de un tractor. Para ello, hay que cargar el pino en el remolque, una tarea dura por su gran tamaño y peso. Lo primero es acercarlo a la carretera, donde espera el tractor.

pingada del Mayo 05

pingada del Mayo 06

Ya con el árbol sobre el camino, donde se puede ver mejor, se vuelve a «limpiar» el pino, dejándolo listo y dándole forma a la «Picota».

pingada del Mayo 07

Tras esto toca cargarlo sobre el remolque, asegurando que queda bien atado y que no se mueve demasiado para que no se rompa en el trayecto (no sería la primera vez.. especialmente la parte más delgada).

pingada del Mayo 08

Con el pino ya cargado, y la primera parte del trabajo hecho, toca un merecido descanso y almuerzopingada del Mayo 09

Tras disfrutar del vino y el embutido en el campo, arranca el tractor y parte hacia Espeja. Allí nos reunimos todos de nuevo. Los últimos años hemos quitado la corteza al pino, porque siempre que ha habido cortas a la antigua usanza, es decir a hacha, los pinos se pelaban en el pinar.

pingada del Mayo 10

Mientras los mozos pelaban el pino con las hachas, pues esta sí es una tarea que han hecho sólo ellos, algunos hemos aprovechado la soga que había para sentirnos un poco más jóvenes… ¡saltando a la comba!

pingada del Mayo 11

Los últimos años en Espeja, bajo la Picota, hemos clavado el Pendón de Castilla.  Algunos hemos comentado este año que sería bonito tener una bandera  con el escudo del pueblo, así que aquí lo dejo mencionado para ver cómo lo podemos hacer.

pingada del Mayo 12

Actualmente, antes dela pingada del Mayo, se realiza una porra sobre la altura del pino. Después se mide y el ganador se lleva el bote recaudado. Esta vez ha sido Victoria la que mejor ojo ha tenido ¡enhorabuena! El pino medía hasta la primera rama 16,70 metros y ha calculado 17.

pingada del Mayo 12b

La pingada del Mayo se realiza colocando el remolque de modo que el tronco esté bien orientado hacia el hoyo.

pingada del Mayo 13

En años anteriores se ha levantado usando el tractor y el remolque, aproximando el remolque al hoyo y levantándolo a la vez que nos ayudábamos  con una soga para nivelarlo. Este año nos hemos ayudado con  una Manitou que ha simplificado notablemente la tarea de elevarlo. Sólo ha sido necesario sujetar un poco la soga en previsión de que se fuera hacia adelante.

pingada del Mayo 14Cuando el pino está derecho se ponen cuñas de madera en el pozo, alrededor del tronco, para asegurar la verticalidad y la inmovilidad en el agujero.

pingada del Mayo 15

Últimamente colocamos un «cacharro» de la resina en el Mayo como homenaje a la tradición resinera del municipio. Antiguamente en el pueblo había mucha gente que obtenía su sustento trabajando de resinero,  recogiendo en el pinar la resina que estas vasijas cerámicas recolectaban. Actualmente se está volviendo a recuperar en la comarca este modo de ganarse la vida.

pingada del Mayo 16

pingada del Mayo 17

Tras todo este trabajo volvemos a tener el Mayo luciendo orgulloso junto al Ayuntamiento, y ahí estará todo el mes ¡Se venís y lo veis, ya sabéis de donde ha salido!

pingada del Mayo 18Y por último, tras una dura mañana de trabajo.. Una merecida caldereta para todo el que ha querido participar.

pingada del Mayo 19

¡Hasta la próxima!

PD: Podéis descargaros todas las fotos del día en este enlace.

Nuestra finca en primavera

Esta Semana Santa ha hecho un tiempo espectacular, y hemos aprovechado para hacer algunas fotos a nuestro jardín. Podéis ver tulipanes, almendros, romero.. hasta una invitada especial ;)

01
02
03
04
05
06
07
08

Muchas gracias a todos los clientes y amigos que han pasado por Espeja de San Marcelino estos días, ¡esperamos que lo hayáis pasado fenomenal!

Marzas 2014 en Espeja de San Marcelino

Ayer celebramos las marzas en nuestro pueblo. Antiguamente las celebraban los mozos el último día de febrero, cenando huevos y cantando las canciones tradicionales que llamaban a las mozas y describían los meses del año entre marzo y septiembre. Después hacían un collar con las cáscaras de los huevos que se habían comido y lo colgaban en la parte superior del rollo, donde quedaban hasta que caían por sí mismos.

Hay más información sobre esta y otras tradiciones en la página web sobre el pueblo de Javier, dueño de la casa rural. También están las canciones completas. Hay más información sobre el rollo y su historia en nuestra página web sobre la villa.

A día de hoy las marzas reúnen a todos los vecinos del pueblo que quieren asistir, mozos, casados, niños, jóvenes y mayores. Se organiza una cena en el edificio de la Asociación Cultural Espexa con huevos fritos y cocidos, ensalada y chicharros en escabeche, se cantan las marzas y todos juntos vamos a la plaza  a colgar las cáscaras al rollo.

Es una tradición que aprovechamos para pasar un buen rato todos juntos. Desde aquí queremos agradecer a todos la participación, a los que hicieron la compra, a los que cocinaron y prepararon todo, a los que cenaron, a los que cosieron las cáscaras, a los que cantaron, a los que pusieron los collares al rollo, y en definitiva, a todos ¡El año que viene más!

20140228 marzas 2

20140228 marzas

20140228 marzas 3

En este enlace podéis solicitarnos todas las fotos y vídeos de la noche. No son muy buenas, pero es lo mejor que supimos hacer. Como dice Iván, el problema está detrás de la cámara ;)

Hoy la lluvia no nos ha dado tregua, pero en un rato que no era tan fuerte nos hemos acercado al rollo,  paragüas en mano,  para que podáis ver cómo han quedado los collares.

20140228 marzas 4

Los primeros marzuelos de la temporada

Hoy hemos estado en el pinar cogiendo setas y ya hemos encontrado los primeros marzuelos, que no han esperado a marzo para aparecer. Las hemos cenado en un revuelto con gambas, recién cogidas.. una delicia.

Primeros marzuelos de 2014

Son unas setas negro-azuladas por arriba que se esconden mejor entre la pinocha que los níscalos (o robellones), con lo que es un poco más difícil encontrarlas pero también más emocionante.

Tenéis más información sobre recolectar setas en la comarca en nuestra página sobre micoturismo.

En la página www.todareceta.com podéis ver más recetas con marzuelos.

¡En cuanto salga el sol aprovechad para ir al pinar y comer sano y sabroso!