Acceso a La Rasa

Barrancos en la colina sobre Espeja

Espeja de San Marcelino está situado debajo de un conjunto de barrancos que parten una colina formada por una masa de grava, arena y roca arenisca blanca, que es visible en la parte superior de la ladera sobre la que se asienta el pueblo y que llamamos La Rasa. Geológicamente parece que proviene del Cretácico Albiense. Sobre este morro longitudinal se han formado varios barrancos, que han dejado al decubierto una gran cantidad de contraste de colores, que van del rojo al marrón, con el verde de la vegetación, además del blanco y un par de colmenares activos.Barrancos de Espeja

Barranco de San Roque

No he oido nunca que tenga ese nombre. Es pequeño, pasa desapercibido, y desemboca en las ruinas de la ermita cuyo nombre le adjudico.

Barranco de San Roque

Barranco de Las Erillas

Hay matices de colores a considerar, un colmenar, una zona de arena fina a la que me mandaba mi madre a buscar para fregar las antiguas sartenes ….

Barranco de las ErillasBarranco de las Erillas. Detalle

Las Erillas con el terreno mojado

Portillo de La Rasa

Hago mención, no porque sea un barranco importante en sí, sino porque es el acceso del pueblo al pinar.

Acceso a La Rasa

Barranco de la Fuente Vieja.

Antiguamente la Fuente Vieja era un cubillo donde los habitantes del pueblo iban a por agua. Hacia 1933 se puso una fuente con pilón de abrevadero  en la Plaza, bajando el agua desde este lugar. Es la que ahora permanece en dicho sitio desplazada y sin pilón.

Barranco de la Fuente Vieja

Barranco Fuente Vieja derecha

Montículo que sube a la mina.

Fuente Vieja con vistas a El Castillo

Barranco del Cubillo de los Enfermos

Pasado, desde el anterior barranco, hacia Orillares, el morro que llamamos Los Vallejuelos nos encontramos con éste, que va a parar a los restos de la otra ermita del pueblo, la de Santa Ana. Dicen que hace cincuenta años, el agua corría por él hasta el verano y se regaban por su propio pie los huertos de Santa Ana. Yo puedo testificar que he visto agua por debajo del cementerio, cuando tenía unos quince años.

Cubillo de los EnfermosBarranco Cubillo de los EnfermosDetalle en el Cubillo de los Enfermos

Mirando desde la antigua ciudad romana Clunia Sulpicia, en dirección este, se aprecia esta blanquera del barranco, que va siendo difuminada por el crecimiento del pinar que avanza hacia el pueblo.Panorámica del barranco Cubillo de los Enfermos