Paseando junto a uno de los arroyos que forman el Río Espeja

En semana santa, además de asistir al Via Crucis en Arauzo de Miel, aprovechamos para dar un paseo por las hoces en el entorno de Espeja, junto a uno de los arroyos que forman el río Espeja.

Empezamos en las tenadas de Hocesera, dónde empieza el camino hacia las cuevas de Alcalá, pero esta vez en vez de seguir el arroyo hacia el noreste, seguimos el que se forma al noroeste.

Al poco pasamos por la Fuente el Fuelle, que usaban los pastores para refrescarse.

fuente el fuelle espeja

Como podéis ver, no éramos los primeros que pasábamos por ahí. Jesús, el pastor de Espeja, pasa habitualmente con sus ovejas de raza ojalada. Además, en esta ocasión al ser Semana Santa hasta nos encontramos con otros excursionistas del pueblo, algo no muy habitual por estos parajes.lana oveja rama 
arroyo río espeja rocas

arroyo río espeja hoz

Seguimos el arroyo hasta una bifurcación en el camino, dónde anidan numerosas aves, entre ellas algún buitre. En esta época además el arroyo del río Espeja forma cascadas y pozas en su camino. La pena es que con el sol nos han salido las fotos quemadas, ¡con el cielo tan azul que teníamos!

arroyo río espeja

cascada arroyo río espeja

Al final del camino llegamos a una curiosa zona con unas cuevas excavadas en la roca que parecían madrigueras, porque había acumulaciones de tierra en el entorno. Eran túneles con entrada y salida, pero no supimos reconocer el animal y tampoco nos quisimos acercar mucho. Aún así, era muy interesante de ver.espeja de san marcelino madriguera

espeja de san marcelino madriguera
Madriguera junto al arroyo río Espeja

La vuelta la hicimos por lo alto del monte, para tener vistas del entorno, entre ellas de la sierra de Costalago en el Parque Natural del Cañón de Río Lobos, y, como siempre nos gusta hacer, otra vista de El Castillo de Espeja desde una nueva perspectiva. Aquí se ve perfectamente la ladera por la que es más habitual ascender, al norte.
castillo espeja

También hay otras formaciones rocosas curiosas, como esta cabeza de dromedario que mira al cielo cerca del  Cerrillo Manadero, una formación rocosa de dónde mana agua de un acuífero que se junta con el arroyo del río Espeja.hoz arroyo río espeja

chorrillo manadero río espeja de san marcelinoAl finalizar, vuelta a las tenadas de Hocesera, dónde ya había salido la luna llena típica de la semana santa y pudimos ver hasta algún murciélago revoloteando. También vimos como es habitual un corzo, pero se nos escapó antes de que nos diera tiempo a hacerle una buena foto.luna espeja de san marcelino hocesera

Con esto, ¡hasta el próximo paseo!

Deja un comentario