Multicache: Tesoros pétreos del pinar

Esta ruta está pensada para disfrutar con calma del campo. Incluye pinares y formaciones rocosas curiosas, y la posibilidad de buscar un multicache que mezcla historia, naturaleza, cultura y fantasía.

Buscar un multicache consiste en un tipo de actividad de Geocaching en la que cada cosa que encuentras te guía hacia el siguiente, al estilo de las gymkhanas o las carreras de orientación. Podéis seguirla de la forma más común empleando la aplicación de Geocaching en el móvil o GPS (o si preferís c:geo que es gratuita y sin limitaciones). Aquí tenéis más información en inglés sobre el sistema y aquí más información en castellano sobre cómo poner coordenadas en Google Maps.

Además aquí está el caché en la página oficial de Geocaching.

La ruta para buscar el multicache

La ruta comienza en Espeja de San Marcelino y sigue el siguiente recorrido que podéis ver o descargar en Wikiloc o aquí.

La historia: la reconstrucción del lavadero

En Espeja de San Marcelino había un lavadero dónde las mujeres iban a lavar la ropa. Cargaban con todas las telas hasta un punto donde mana agua, y había instaladas unas pilas junto a las que se arrodillaban a frotar y frotar.

Lavadero Espeja

Con el paso del tiempo las tareas del hogar ya no son sólo cosa de mujeres, y todos colaboramos para mantener la casa en buenas condiciones. Además, la tecnología nos trajo unas maravillosas lavadoras que facilitaron mucho las tareas, por lo que estos lugares dejaron de ser necesarios. Esto supuso que en Espeja se taparan las antiguas pilas y se dejara de dar mantenimiento al tejado, por lo que se cayó. No obstante el lugar siguió siendo importante, y la fuente siguió siendo muy popular. Por eso, los aldeanos de Espeja han decidido rehabilitar este lugar, han reformado y decorado la fuente, han vuelto a construir un tejado y han puesto un banco dónde disfrutar a la sombra, junto a una barbacoa y una mesa. Además enfrente han preparado una zona con mesas entre chopos dónde disfrutar de la sombra.

No obstante siempre quedan cosas por hacer, y nos gusta que todos los que vengan aporten su grano de arena. Por eso todos los seres del bosque, humanos, animales y criaturas mágicas, se han unido para recopilar materiales, y te han pedido que vayas a sus lugares de trabajo a por ellos. Cómo todo el mundo, estos seres tienen sus pequeños defectillos, que tienen que ir corrigiendo, aunque nosotros también tenemos que entender que nadie es perfecto, y echarles una mano.

Te estarán muy agradecidos, sobre todo si con los materiales que te entreguen construyes algo bonito.. ¡¡¡Necesitan tus ganas y tus ideas!!!

cara en poste de pino

A partir de aquí, el resto de la descripción incluye la información sobre cada parada del multicache, así que para que vayas descubriendo la ruta por ti mismo la dejamos oculta. Puedes revelarla marcando el texto con el cursor, e irá apareciendo. De este modo la puedes usar según llegues a cada punto o si quieres hacerte una idea de lo que te espera en esta maravillosa aventura. Está redactado a modo de cuento, apto para todas las edades aunque con cierto toque infantil. Por eso es apto para hacerlo en familia, aunque la ruta puede ser larga para niños pequeños. En ese caso te recomendamos acercaros a los puntos de interés en todoterreno, siguiendo los caminos rurales en mejor estado, tal y cómo os indicamos aquí.

De este modo, para comenzar tu camino comienza al salir de las casas rurales por la carretera principal hacia la derecha. Sigue hacia la iglesia y sal del pueblo, y avanza por la carretera hacia Orillares. A mitad de camino entre ambos pueblos, en lo alto de la carretera, encontrarás unas curiosas rocas a la izquierda dónde los aldeanos solemos pararnos a descansar. Ahí te espera la abuela Manuela para comenzar tu aventura, en las coordenadas:

N 41º47’42.7″

W 003º12’51.7″

Primera parada: La abuela Manuela de las Piñuelas

Siguiendo el camino hacia Orillares, al subir la cuesta, encontrarás unas rocas donde a muchos nos gusta sentarnos a descansar. Una de ellas es la abuela Manuela, que ha dejado una bolsas para que quién nos quiera ayudar pueda guardar los objetos que vaya recolectando al hacer el multicache.

Si no las encuentras aquí tienes las coordenadas

N 41º47’42.7″

W 003º12’51.7″

Coge una bolsa y anota las coordenadas que te llevarán al siguiente lugar. Si no las has encontrado son

N 41º47’24.4″

W 00Xº12’XX.4″

con X siendo un treintañero sincero

Si necesitas ayuda para encontrar este lugar aquí tienes unas fotos, está en la roca más alejada de la carretera y más a la izquierda por la parte de detrás (mirando desde la carretera)

[collapse]

las piñuelas espeja multicache

Segunda parada: La ninfa Pesares de Orillares

Al llegar a Orillares encontraréis a Pesares, que os quiere enseñar las pilas del Lavadero dónde vive. Así podréis coger ideas y conocer cómo eran estos lugares, aunque en este caso también ha sido restaurado y modificado con el tiempo.

Tened mucho cuidado al buscarla. Es muy escurridiza y no le gustan los humanos que no cuidan las cosas, por lo que sólo ha accedido a ayudar a aquellas personas que prometan respetar lo que encuentren ¡No dejéis que nadie os vea buscarla o se esconderá para siempre!

Cuándo la encontréis veréis que tiene escrita la nueva coordenada. Puedes encontrarla en

N 41º47’24.4″

W 003º12’33.4″

Las coordenadas que te da, para la siguiente parada, son

N41º47’58.5″

W 003º1x’4y.0″

siendo x e y las dos mitades de 4 en números romanos (x el menor e y el mayor)

Si necesitas ayuda para encontrar este caché aquí tienes una foto spoiler. Está en un murete de piedra detrás de la parada de autobús, por  la parte de dentro de la finca junto a la puerta (no hay problema con entrar).

[collapse]

lavadero orillares multicache

Tercera parada: El árbol Inquieto del Risquiezo

Ha llegado el momento de adentrarnos en el pinar, que guarda unos tesoros y sorpresas magníficas ¿Ves esas rocas? Si las miras bien podrás ver que todas ellas guardan secretos, y según desde dónde las mires quizá puedas ver a alguna de las criaturas que pueblan estas tierras.

Porque puede parecer que las rocas no permiten que nazca nada, pero no es así cómo pronto descubrirás. El Árbol Inquieto, cómo muchos otros, ha nacido entre las pequeñas oquedades de la roca, y ha adaptado su forma al espacio que tenía ¡Siempre está preocupado y dándole vueltas a todo!

Junto a él encontrarás unos cuántos palos que nos ha dejado para echarnos una mano. Coge uno, y anota las coordenadas para el siguiente lugar. Además, si estás ya un poco cansado o tienes hambre, puedes hacer una parada en el refugio del Risquiezo, y almorzar o merendar entre pinos antes de continuar con el multicache.

Si no lo encuentras, esta en las coordenadas

N41º47’58.5″

W 003º11’45.0″

y te dará las coordenadas

N 41º 48’x.7″

W 003º12’00.7″

Siendo x el número que corresponde aquí (tal cuál lo verías)

I6            x            68            88

Si no has conseguido encontrar este caché, aquí tienes una foto spoiler. Está en una repisa formada en una grieta en la que se puede pasar en la roca de dónde sale el árbol.

 

[collapse]

multicache arbol retorcido

Cuarta parada: Las brujas Perezas de Peña las Abejas

Siguiendo el camino llegarás a otro conjunto de rocas mágicas. Aquí viven la rana Susana, la mariposa Latosa.. y entre todas ellas están las brujas Perezas de peña las Abejas . Las gusta trabajar tan poco, tan poco, que será muy difícil que las veas, pero seguro que sí puedes encontrar el círculo de dolmenes dónde hacen sus conjuros, y dónde verás unos trozos de sus escobas en las coordenadas

N 41º 48’06.7″

W 003º12’00.7″

Allí te darán la pista para llegar al siguiente lugar, que es

N 41º 4x’1x.6″

W 003º12’13.6″

Siendo x el número de conejos que tienen las brujas en su corral, que contiene un número de gallinas y conejos tal que suman 23 cabezas y 62 patas.

Para encontrar este caché aquí tienes una pista.

[collapse]

multicache menir peña las abejas espeja menhir obelisco natural

Quinta parada: La ardilla Ladronzuela de Peña Lartiruela

Por el bosque seguimos y seguimos y encontramos el mirador de Peña Lartiruela. Aquí parece que no hay nada.. ¡¿Cómo que no?! ¡¡¡Hay unas preciosas vistas de las que disfrutar!!!

Además, bajo el mirador, la ardilla Ladronzuela tiene su guarida, y ha dejado varias piñas para contribuir. No te preocupes, no las ha robado… Hace mucho que se dio cuenta de que eso no se debe hacer, y ahora sólo coge lo que le pertenece. Por suerte este pinar es comunal y las piñas se pueden coger libremente, aunque otros pinares puedan tener dueño o su uso pueda estar regulado.

De hecho.. aprovechamos para recordarte que la recolección de setas si está regulada, para garantizar que todos podamos disfrutar del micoturismo. Necesitas obtener un permiso, aquí hay más información. Respecto a los árboles pasa algo parecido. Para evitar que se corten demasiado y el bosque no tenga tiempo de regenerarse, los guardas forestales controlan qué y cuándo se talan o podan los pinos, y la madera obtenida se reparte entre los vecinos en las llamadas “suertes”.

En todo caso, puedes coger tranquilamente una de las piñas que encontrarás en la cueva, situada en las coordenadas

N 41º 48’18.6″

W 003º12’13.6″

Desde ahí puedes continuar tu camino hacia las siguientes coordenadas del multicache, situado en las coordenadas

N 41º 49′ 13.2″

W 003º 12′ 13.x”

siendo x el número de ovejas que tenía Juan en la siguiente conversación

Juan: Si me dieras una de tus ovejas tendría el doble de ovejas que tú.

Pedro: Pero si tu me dieras una de las tuyas ambos tendríamos la misma cantidad.

[collapse]

 

Sexta parada: La escalera Rotilla de Valdelapenilla

¡Nos acercamos al parque natural del Cañón del Río Lobos! Hemos llegado cerca del límite con la provincia de Burgos, a un territorio que se está intentando incluir en el parque natural por su su valor ecológico. Aquí puedes ver algunas de las rocas más curiosas del camino, ¡disfrútalas!

Entre todas ellas está la escalera Rotilla, a la que queremos mucho aunque no lleve a ninguna parte. Y cómo siempre la hemos tratado tan bien, ella también nos quiere a nosotros y ha decidido dejarnos unos trozos de teja, del tejado que tendría si llevara a algún lugar.

La encontrarás en las coordenadas

N 41º 49′ 13.2″

W 003º 12′ 13.7″

y te dará las siguientes coordenadas, que son:

N 41º 49′ 10.x”

W 003º y’ 18.0″

Siendo

“x” el día en que Miedosilla dijo “ayer tenía 17 años y el año que viene tendré 20”

“y” el mes en que cumple años

Si no has encontrado este caché, esta sobre una de las rocas que rodean a la escalera, en lo alto bajo una piedra

[collapse]

escalera roca formas raras pinares soria espeja

Séptima parada: La elefanta Miedosilla de Valdelapenilla

Este caché está en las coordenadas

N 41º 49′ 10.1″

W 003º 12′ 18.0″

¿Qué hace un elefante en el pinar? ¿Y en Europa? Nosotros tampoco lo sabemos, ha debido llegar aquí desde África o Asia, y es que desde que le quitaron los colmillos esta elefante siempre está huyendo para que no la vuelvan a ver. Ahora se ha dejado encontrar porque sigue creyendo que los humanos podemos ser buenos, y sólo nos pide que no volvamos a hacer sufrir a otro animal sin motivo y que cuidemos de las especies en peligro de extinción.

Lo bueno es que aún conserva una preciosa trompa que usa para rascarse, defenderse y coger cosas, y últimamente la ha estado usando para llevar unos alambres que nos pueden hacer falta. Coge uno y continúa tu camino, ya queda muy poco..

Pero.. ¡Espera! No te vayas sin ver el pino junto a la trompa ¿Ves que la corteza está cortada por una línea? Es la marca de un rayo que debió caerle durante alguna tormenta. Un rayo es una gran descarga electromágnetica, y cómo toda electricidad siempre busca el camino que oponga menor resistencia para llegar a la tierra, y suelen caer en árboles porque los tubos que tiene en el tronco para transportar salvia o agua hacen que sean muy buenos conductores.

De este modo, los árboles actúan cómo los pararrayos que tenemos en las casas para protegernos, porque cómo seguro que ya sabes los rayos pueden ser peligrosos, y por eso durante una tormenta debemos refugiarnos en zonas bajas y protegidas.

Tomando las medidas adecuadas eso no nos va a pasar a nosotros, así que podremos continuar hacia el último punto del multicache, que está en

N 41º 48′ 3x.5″

W 003º 13′ 1x.8″

Siendo x el número que corresponde en este diagrama

 

 

 

 

Si necesitas ayuda para encontrar este caché, esta en la grieta entre la roca grande y la que hace de trompa

[collapse]
Octava parada: La gnoma Pejiguera de la Cantera

¿Sabías que Espeja de San Marcelino solía tener una cantera de mármol? Se trataba de una piedra de gran calidad, usada en sitios tan importantes como el Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial, en la Comunidad de Madrid, o en el Convento de los Jerónimos de este mismo municipio. A día de hoy está abandonada, aunque aún puedes ver algunas de las rocas sacadas de nuestras canteras junto al frontón de Espeja, en un monumento colocado en homenaje a nuestro pasado.

Estas rocas son algunas las que ya habían sido extraídas cuándo se dejaron de vender, y entre ellas la gnoma Pejiguera vive quejándose todo el día de lo mucho que se aburre. De lo que no se da cuenta es que puede aprovechar su tiempo para hacer muchas cosas divertidas, y que además ahora al fin puede descansar. Pasa a saludarla y aprovecha para llevarte alguna de las piedras que le sobraron, así tendrá más sitio dónde disfrutar.

La encontrarás en las coordenadas:

N 41º 48′ 36.5″

W 003º 13′ 16.8″

y te dará las coordenadas para llegar al final de la aventura que son

N 41º 48′ 25.2″

W 003º 1x’ 25.5″

En este caso, no te voy a hacer pensar, que me consta que mis compañeros ya lo han hecho mucho. En vez de eso te voy a enseñar un truco de magia… piensa el número que quieras, multiplícalo por 2, súmale 6, calcula su mitad y resta el número inicial que pensaste.. ¡LA RESPUESTA SERÁ X!

Si necesitas ayuda para encontrar este multicaché, puedes partir de esta fotografía

[collapse]
El final del camino: El Lavadero

¡Al fin! Ya has llegado al Lavadero, y puedes echar un buen trago de agua y sentarte a la sombra. Además aprovecha para construir algo con el material que has recopilado al recorrer el multicache, seguro que se te ocurre alguna forma que darle a todas esas pequeñas cosas que encontramos en cualquier lugar, y que con un poco de cuerda y mucha imaginación pueden unirse para crear figuras fantásticas.

Déjanos tu obra dentro de la bolsa en la caja que hay en el muro al otro lado de la carretera, frente al Lavadero, y ponle tu nombre y el mensaje que nos quieras dejar usando el papel y lápiz que encontrarás allí ¡Nos encantará saber que has pasado por aquí, y estaremos esperando que vuelvas otra vez!

Este último caché está situado en las coordenadas

N 41º 48′ 25.2″

W 003º 13′ 25.5″

La contraseña del candado es 321

[collapse]

lavadero espeja reformado 2