Aperos de las casas

En esta página tenemos la descripción de una serie de aperos antiguos que encontramos en la casa vieja que compramos y que manteniendo la planta se ha convertido en la nueva que podéis ver y disfrutar hoy en día. Todos ellos están de exposición en diferentes lugares de la finca.

Ganchos

Así conocidos, son un conjunto de cuatro ganchos, formados por una parte recta que sería el tronco del árbol del que se ha extraido y una rama que se ha domado buscando la forma deseada.

Cada gancho tiene dos agujeros perpendiculares para sujatarlos con su homólogo, a modo de escalera y un agujero en la dirección del gancho para unirlo con una soga al gancho del lado contrario.

De esta forma con dos ganchos a un lado y otros dos al contrario, unidos por el trozo de soga y puestos sobre la caballeria podemos transportar sacos de piñas, sacos de pienso para los animales, ramas de leña, etc.

Los que pueden verse en las imágenes han sido usados y puede observarse que su construcción es rústica, de manera que podemos imaginar que el lugareño que los necesitaba buscaba los jabinos que le podían servir, los cortaba y selecionaba con la rama adecuada, a la que daba forma adecuada. Obtenidos los cuatro ganchos se les hacia los agujeros laterales para poner los dos palos que hacen el cuerpo de cada par y los superiores que pasan las sogas que los unen al otro par.

ganchos1

Arados

El arado ha evolucionado poco en los siglos anteriores, de hecho llamamos arado romano a aquel con el que cultivaban nuestros padres.

En esta imagen vemos el arado del merendero abierto de la casa rural con los nombres más importantes de sus partes

La gente solía buscar las piezas para hacerlo, que luego se trabajaban para darles su forma definitiva.

Aquí tenemos tres proyectos de cama que encontramos en el corral de la casa rural antes de su reforma.

Las estevas, con una forma general tenían sus particularidades como puede observarse en la imagen.

Está claro que una de ellas viene dado por las manceras, y que éstas estarían condicionadas por el material del que se disponía.

Las velortas son elementos cerrados de herrero que tienen como objeto la fijación de la cama con el timón.

En las casas rurales tenemos otros aperos de labranza. Otro arado romano, sin timón, en el salón de La Chimenea de Soria II.

Más modernos son el arado de hierro tipo romano, la vertedera y su carro o la rastrilla que se encuentran insertadas en cemento en el jardín de las casas rurales.